Ideas para guardar juguetes con poco sitio: Las más creativas y originales

Ideas para guardar juguetes con poco sitio

Una de las lecciones más valiosas que pueden aprender los niños es la de mantener su zona de juego ordenada.

Todas las familias queremos lo mismo, es decir, que los pequeños tengan juguetes de todo tipo: juegos de mesa, muñecos, pelotas, peluches… Sin embargo, no siempre sabemos cómo guardar tanto juego de manera práctica y accesible.

A veces es cuestión de que disponemos de poco espacio para guardar cosas; otras, de que no lo estamos aprovechando al máximo. Como los niños aprenden de nuestro comportamiento, si haces un esfuerzo para facilitar la organización de sus juguetes, seguirán tu ejemplo.

Para ayudarte en la labor, te traemos algunos consejos de organización para los casos en que no tienes mucho sitio de almacenamiento.

Ideas para organizar juguetes en habitación pequeña

Tener una habitación pequeña puede ser todo un reto creativo, ¿cómo ordenar los juguetes haciendo que el cuarto siga siendo funcional?

Nuestra primera recomendación es sacarle partido al espacio vertical, sobre todo si el techo es muy alto. Tus principales aliadas serán las estanterías: permiten colocar los juguetes en varias alturas y que todo quede a la vista. Eso sí, te recomendamos que coloques los juegos que más utilicen en las partes más bajas. Así, los niños podrán cogerlos por sí solos, sin supervisión alguna. Los juegos que necesiten que un adulto esté con ellos, ya sea por dificultad o por cualquier otro motivo, mejor si están situados en lo más alto.

En general, se recomienda que utilices organizadores transparentes, como las cajas o cajones, en las que todos los juguetes se puedan ver dando un vistazo. En caso contrario, usar etiquetas en la parte frontal que aclaren su contenido. Si no tenemos muy claro lo que hay en un espacio, tendemos a acumular cosas que no necesitamos. Lo mejor es ordenar los juguetes por categorías: por un lado, los puzles, por otro lado, los peluches y los muñecos, y así sucesivamente.

organizar juguetes en una habitación pequeña

Finalmente, otra forma de aprovechar el espacio es teniendo una cama tipo loft en la habitación. De esta manera, al quedar elevada, se queda debajo un espacio utilizable donde se puede poner un escritorio y una silla, por ejemplo. O varias cajas de almacenaje, según lo que te venga mejor.

Ideas para guardar juguetes en el salón

Aunque lo ideal sería guardar los juguetes en una única estancia, seamos realistas, seguro que más de algún juguete acaba en el suelo del salón.

Ante esto existen dos opciones, o bien estar pendiente de ir cambiando los juegos a la habitación del niño o crear en el propio salón un sitio designado para colocarlos. Si te decantas por la segunda opción, el objetivo principal es mantener las cosas en lugares donde no molesten y estén fuera de la vista.

Si los muebles del salón lo permiten, una buena idea es comprar algunas cajas para meterlas debajo del sofá o los sillones. Así siguen siendo accesibles. Algunos sofás o mesas de café ya cuentan con espacio de almacenamiento en su interior, lo que ayuda a mantener el mismo estilo de decoración de la estancia. Pero no todos los sofás tienen ese hueco respecto al suelo, por lo que otra idea es comprar un baúl y colocarlo detrás del sofá, siempre y cuando este no esté pegado a la pared. Con poner una pequeña alfombra, un baúl encima y una planta, ya tienes un sitio de organización bien bonito.

También está la opción de utilizar cestas de mimbre o de madera, ya sean colgadas de las paredes, en estanterías o incluso en el propio suelo. No temas experimentar para ir descubriendo lo que más te convence.

Ideas para guardar juguetes reciclando

Ideas para guardar juguetes reciclando

Podemos ayudar a conservar el medio ambiente incluso en tareas de organización de la casa. A la hora de crear el espacio de juegos, te recomendamos que compres muebles que sean de materiales duraderos, que tarden en dañarse con el paso del tiempo. Así tardarás más en reemplazarlos y además ahorrarás dinero.

¿Alguna vez has pensado que puedes crear tus propias estanterías de madera con materiales reciclados?

Con la ayuda de algunos tutoriales en internet, podrás crear estanterías a partir de pallets, tablones de madera, ¡e incluso escaleras transformadas! El secreto está en echarle imaginación (siempre puedes buscar inspiración en internet) y escoger una buena pintura.

Además, te recomendamos que instales elementos básicos y resistentes, como un tablero perforado, pero que se puedan ir variando sin mucho esfuerzo. En los tableros puedes poner cestas pequeñas y otros recipientes donde añadir utensilios de dibujo o acuarelas, ilustraciones, revistas, peluches… las opciones son ilimitadas. Es muy sencillo de renovar, ya que una vez que el tablero queda fijado en la pared, solo hay que desenganchar los objetos y empezar de cero.

También puedes contribuir de otras maneras al reciclaje: con el cambio de las estaciones, pide a los niños que te ayuden con una limpieza general. De los juguetes que ya no quieran utilizar, aprovecha para donar los que estén en buen estado y puedan ser reutilizados por otros niños. Los que estén demasiado deteriorados, directos a la basura.

Ideas para guardar peluches

Para los peluches existen varias formas de almacenamiento. Una de ellas corresponde a las cestas de mimbre: quedan muy vistosas, son ligeras, ocupan menos espacio y permiten colocar todos los peluches en un mismo lugar. Igualmente, se pueden colocar en el suelo, colgadas de la pared o dentro de las estanterías.

Otra opción similar son los zapateros colgantes, solo que en vez de un par de zapatos colocaremos un peluche dentro de cada hueco.

Otras alternativas para los más aventureros incluyen la colocación de pequeñas hamacas, de manera que queden suspendidas entre dos paredes y no ocupen espacio en el suelo. Los peluches irían colocados en el interior, por lo que quedan a fácil acceso para los adultos, pero no tanto para los niños. Es perfecto si quieres dejarles jugar con un par de peluches mientras el resto sigue estando recogido.

Por otro lado, uno de los proyectos DIY más interesantes para guardar los muñecos es hacer una silla de peluches. Para ello, solo se necesita una silla de alambre, varias bridas, unos peluches y un poco de paciencia. Con lo cómoda y vistosa que es, pasará a ser la nueva silla favorita de los más pequeños.

Ideas para guardar juguetes grandes

Las grandes construcciones, los castillos de muñecos, los peluches gigantes… son divertidos a la hora de jugar, pero no tanto cuando no sabemos dónde guardarlos.

Debido a su gran tamaño, estos juguetes no se pueden colgar fácilmente y además ocupan mucho espacio en el suelo. En el caso de tener varios juguetes que amenacen con acaparar toda la estancia, lo mejor es hacerse con algunas estanterías. Mejor si son grandes, de varias alturas, como las que suelen vender para guardar alimentos en la despensa o herramientas en el garaje. Cuida que las esquinas sean romas o tengan protectores para que los niños no se hagan daño en caso de golpes o caídas.

Si son juegos que los niños no suelen utilizar muy a menudo, también se pueden meter en baúles o en cajas colocadas en la parte más alta del armario.

Ideas para guardar pelotas

Si en tu casa hay futuros deportistas, seguro que te habrás preguntado cuál es la forma más eficaz de guardar todas las pelotas de fútbol, baloncesto o tenis. Lo mejor sería guardarlas en un garaje, ya que las pelotas se ensucian frecuentemente y no queremos que manchen otros juguetes. Pero, aunque esto sea lo ideal, puede no ser lo más práctico.

Si decides guardarlas en la habitación, para ahorrar espacio, puedes meter todos los balones dentro de una red y colgarla del techo. De esta forma, el suelo lo podrás utilizar para poner un organizador, una caja o lo que necesites. También puedes utilizar una bolsa de deportes grande y ponerla en una esquina de la habitación, o incluso dentro de un armario. Los niños no suelen tener mucha ropa (y la que tiene no suele abultar mucho) y por ello es probable que tengan hueco en el armario para meter varios cubos donde colocar todas las pelotas.

Si te interesa hacer otros proyectos de DIY en vez de comprar más organizadores, también puedes crear tu propia estructura para guardar las pelotas a partir de un par de tableros de maderas. Deberás unirlos con cordones elásticos, y obtendrás una estructura como las que suele haber en tiendas de deporte. La puedes colocar en vertical, en horizontal o hasta pegada a la pared.

Ideas de muebles para guardar juguetes

Como hemos estado mencionando a lo largo del artículo, hay varios muebles y mobiliario que son muy útiles para guardar juguetes: las estanterías, los baúles, las mesillas con cajones, las cajas de diversas dimensiones, los organizadores de cubo tipo IKEA.

Además, te hemos dado ideas de proyectos que puedes hacer tú mismo, como la silla de peluches o la estructura para guardar las pelotas.

Recuerda que lo más importante de los muebles es que sean duraderos, que los picos estén tapados lo máximo posible y que sean cuanto más ligeros, mejor.


Finalmente, como hemos podido demostrar a lo largo del artículo, tener poco espacio para guardar juguetes no tiene por qué convertirse en un problema para la organización. Solo hay que echarle un poco de creatividad e ir probando diferentes elementos hasta dar con el resultado perfecto.

Eso sí, te recomendamos que apuestes por el minimalismo: cuantos menos juguetes haya, más fáciles serán de colocar.

¿Te ha gustado? ¡Comparte por favor!

Si no te importa que sea un juego tan novedoso te recomiendo que optes por juegos con más recorrido y más valorados, como los que puedes ver en estos artículos:

Los mejores juegos de mesa
Juegos de mesa para adultos
Juegos de mesa para dos jugadores
Juegos de mesa para niños
Juegos de mesa clásicos
Juegos de mesa divertidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba